Vivero

Con el apoyo de especialistas, la empresa diseñó e implementó programas enfocados a conservar y restaurar el matorral costero.

Previo a la construcción de la terminal, Energía Costa Azul etiquetó con un sistema de posicionamiento geográfico a más de 10,200 Ferocactus Viridescens (una especie protegida) y otras especies del ecosistema del matorral costero y las trasladó a un vivero construido en su propiedad.

En el vivero, las plantas fueron mantenidas y protegidas durante la construcción. Una vez concluidas las obras, utilizando su localización etiquetada, las plantas fueron resembradas lo más cerca posible a su ubicación original. Dentro del vivero, se reprodujeron nuevas generaciones de plantas donde siguen siendo cuidadas para su oportuna siembra en el campo.